Postre de piña con leche condensada

Hola mis queridos amigos y amigas, hoy os traemos una receta muy fresquita y sana, un postre de piña con leche condensada, sabores que combinan a la perfección. Y es que la piña, también conocida como ananás o ananá es una rica fruta rica en agua que tiene su origen en América del Sur y tiene multitud de beneficios para nuestro organismo.

Entre esas virtudes podemos encontrar que es desintoxicante y muy diurética, que ayuda a eliminar el agua y otras sustancias a través de la orina. Además de ello, es antiséptica y nos ayuda a metabolizar lo que ingerimos, siendo un alimento más que ideal para controlar la obesidad. La piña también resulta perfecta para tratar enfermedades tales como la ciática o también la artritis.

Tal como puedes comprobar, la piña natural es un excelente alimento que todo el mundo debería de incluir en su dieta, en especial si estás buscando perder peso, ya que tiene altas dosis de fibra. Además, combina a la perfección con otra serie de ingredientes tales como yogur, cualquier otro tipo de fruta, con mascaropone o con leche condensada como os enseñamos a continuación.

postre de piña natural con leche condensada

Ingredientes para nuestro postre con piña natural y leche condensada

  • 1 bote de leche condensada
  • unos 250 gramos de azúcar blanco
  • 1 bote de piña natural grande
  • 1 paquete de gelatina de sabor a piña
  • Agua

Preparación postre de piña

Paso 1. Cogemos un cazo y lo ponemos a fuego lento, añadiendo posteriormente unas 6 cucharadas soperas de agua. Seguidamente, agregamos el azúcar blanco y removemos muy bien todo sin parar hasta que consigamos un aspecto cremoso de color marrón, como si fuese miel.

Paso 2. Tomamos una bandeja de vidrio y agregamos sobre ella la mezcla obtenida anteriormente, repartiéndolo bien por toda la bandeja.

trocear la piña natural

Paso 3. Troceamos bien el bote de piña natural y lo metemos todo dentro de un vaso para la batidora. A continuación añadimos unas 4 cucharadas de leche condensada y batimos todo perfectamente con la ayuda de nuestra batidora de cocina.

Paso 4. Añadimos nuestra “crema de piña” sobre el caramelo líquido que habíamos echado previamente como base en nuestra bandeja de vidrio y lo repartimos todo bien.

Paso 5. Dejamos que se enfríe todo y, posteriormente, lo introducimos en la nevera y lo dejamos durante unas horas, aunque lo ideal es preparar este postre de piña con leche condensada el día anterior.

Paso 6. Ya sólo nos quedará emplatar esta gran receta. Para ello podemos decorarlo con trocitos de cualquier clase de fruta como puede ser la frambuesa, menta o cerezas. También lo podéis colocar en vasos individuales o flaneras.

Espero que esta receta sea de vuestro agrado y disfrutéis tanto mediante su elaboración como en vuestro paladar! Os dejamos con una Video Receta de otra forma de hacer un gran postre de piña: